monasterio del espino bodas silvia jorge 097

Silvia + Jorge

Que una boda la hacen especial los novios, de todos es sabido. Pero que una boda se nos quede grabada a fuego por la relación de éstos con sus invitados… esto, amigos, sí que es grande.

Y es que, si de algo os vais a dar cuenta viendo estas fotos de boda en el Monasterio del Espino Bodas es de que Silvia y Jorge, tenían una gran conexión con cada una de las personas que estuvieron presentes ese día. Sus gestos y abrazos con todos ellos eran de esos que te estremecen solo con imaginar que te lo dieran a ti. Y así es como te das cuenta de que esta pareja es de los que besan y abrazan de verdad, bien fuerte y bien sincero. Deseas seguir entre sus brazos un minuto más porque cada segundo que pasa te reconforta.

Pensaréis, ¿de todo eso se dan cuenta el día de la boda? Desde luego que sí! Yo siempre digo que los fotógrafos de boda tenemos algo de psicología intrínseca que nos hace entrever todo eso en un día en el que las emociones afloran y tenemos que estar ahí anticipándonos a todo lo que ocurre a nuestro alrededor. Para mi, ser fotógrafa es eso, es tener ese “plus”. Es saber ver más allá para que, sin conocer a fondo a esas personas, puedas descifrar la relación que les une a cada invitado.

Boda en el Monasterio del Espino

El día de su boda, de ellos sabíamos que tenían una hija pequeña de 10 meses, que habían estado en el concierto de Bon Iver en el Euskalduna (sí, Bon Iver una vez más presente en nuestra vida…) y poco más! Pero con eso y con lo que comenzamos a ver nada más llegar a su boda en el Monasterio del Espino, nos bastó para saber que estábamos ante una boda de esas que recordaríamos siempre, ¡y vaya si la recordamos!

Fue tanto cariño el que vivimos que aún hoy se me siguen llenando los ojos de agua al ver su vídeo de boda (sí, llamadme moñas, pero de vez en cuando me pongo los vídeos que he hecho porque me gusta recordar a las parejas con las que hemos compartido un día tan feliz) No os digo más que nuestra hija también ha visto este vídeo varias veces y le encanta! “¿Cómo se llama la nena, mamá?” me pregunta siempre.

En fin, que me voy por las ramas, que os iba yo a contar que ni el agua puede arruinar una boda en Burgos en pleno junio. Eso de casarse al aire libre tiene sus riesgos y más si es en el norte del país pero saber llevarlo tan bien es de admirar y es que, yo siempre lo digo, contra el tiempo no se puede hacer nada así que solo queda una cosa: ¡disfrutar! Llueva, nieve o caigan chuzos de punta. Finalmente, pudieron celebrar el cocktail y la ceremonia religiosa al aire libre y el resto de la boda fue en el interior del monasterio.

Hannibal Laguna novias

Ya vais a ver, pero seguro que opináis lo mismo que yo, a Silvia le quedaba fenomenal su vestido de novia de Hannibal Laguna y la corona de flores naturales que le hicieron las chicas de Flowers and co (encargadas de la decoración floral de toda la boda) ponía el broche de oro a un look de novia ideal.

Y ya, para rematar esta preciosa historia de amor, meses después de su boda nos comunican que unos días antes de la boda se enteraron de que estaban esperando a su segunda hija. Así que ahora nos explicamos por qué hubo tanta magia aquel 18 de junio. 

A día de hoy, seguimos manteniendo el contacto con esta maravillosa familia y no podemos estar más agradecidos porque nos eligieran como sus fotógrafos y por todo lo que se han preocupado por nosotros. Gracias infinitas, pareja, os llevamos en el corazón.

Y aquí podéis ver el trailer del vídeo de boda que hicimos en su boda en el Monasterio del Espino (Burgos)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Somos People

equipo people

Somos fotógrafos,
pero sobre todo somos personas.
Las personas ríen, las personas se emocionan, las personas se unen y a veces se encuentran. Algunas personas, incluso, parecían destinadas a encontrarse.
En el fondo, de eso van las bodas.

ebook 1 2

¿Eres fotógrafo y quieres ganar visibilidad en internet?

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe gratis nuestros 12 pasos para crear un post de fotografía de boda con fuerza narrativa.

Síguenos

Ahora os toca a vosotros